Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

 

 

 

 

 

 

Para 4 personas:

12 pimientos del piquillo
150 gr. de bacalao desmigado
250 ml de leche
40 gr. de mantequilla
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas de harina
1 huevo
Aceite para freir
Sal, pimienta y nuez moscada

Para la salsa:
1/2 cebolla
1/2 puerro
2 tomates
1 cucharada de concentrado de tomate
3 pimientos del piquillo
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2 vasito de vino blanco
1/2 cucharada de harina
Sal y pimienta

* Hacemos la salsa: Picamos la cebolla y el puerro.

* En una sarten, ponemos el aceite y pochamos bien la cebolla y el puerro picado. Cuando esté blandito, agregamos 1/2 cucharada de harina, rehogamos unos segundos y añadimos el vino blanco. Dejamos 2 minutos, para que pierda el alcohol y añadimos los pimientos del piquillo troceados, los tomates rallados y el concentrado de tomate. Dejamos hacer 5 minutos, salpimentamos, trituramos la salsa y reservamos.

* En una sartén ponemos un chorreón de aceite y, cuando este caliente, rehogamos 2 minutos el bacalao, previamente desalado y bien desmigado. Reservamos.

* Templamos la leche.

* En una sartén antiadherente, ponemos la mantequilla y dos cucharadas de aceite. Añadimos 2 cucharadas de harina y cocinamos unos segundos. Vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de mover, hasta que tengamos una bechamel un poco menos espesa que la utilizada para hacer croquetas. Incorporamos el bacalao, salpimentamos y ponemos un poco de nuez moscada.

* Ponemos los pimientos en un papel absorvente, para que pierdan el agua. Limpiamos las posibles semillas que tengan en el interior y salpimentamos (no mucho porque el bacalao siempre tendrá algo de sal).

* Rellenamos los pimientos con la bechamel. Enharinamos y rebozamos con el huevo batido. Freimos en aceite caliente.

* Serviremos los pimientos acompañados con la salsa.